lunes. 15.07.2024
Galerías

Paz para Palestina

English, please.

Gentes de todo el mundo se están manifestando en solidaridad con el pueblo palestino desde el último estallido bélico con Israel. Existe una constante agresión contra la población palestina por parte del ejército israelí, pero fue el pasado 7 de octubre, con los brutales atentados perpetrados por el grupo terrorista Hamás contra civiles lo que hizo que decenas de miles de ciudadanos de los cinco continentes llenasen avenidas y plazas para protestar contra la guerra. Esta galería ilustra la multitudinaria marcha pro-palestina del 29 de octubre en Madrid, a la que acudieron unas 35.000 personas, según Delegación del Gobierno. "Europa patrocina, Israel asesina", "No es una guerra, es un genocidio", "Boicot a Israel" o "Era un hospital, no una base militar" fueron algunas de las proclamas que corearon para reclamar un alto el fuego inmediato.

Las imágenes que llegan desde Gaza muestran sangre, dolor y el horror de más de 3.200 niños y niñas palestinos asesinados sólo en octubre a consecuencia de la incursión militar del gobierno sionista de Benjamin Netanyahu en Gaza y Cisjordania. Una campaña que cuenta con la venia de buena parte de la comunidad internacional. Nueve de cada diez víctimas mortales en octubre eran palestinos, y solo una de esas diez tenía origen israelí, según datos del Ministerio Palestino de Salud, Cruz Roja Palestina, la Asociación Addameer, Al Jazeera y el Ejército de Israel. 

A golpe de click, con un poco de curiosidad, cualquiera puede ser un poco testigo. Pero todo lo que recorre las pantallas no alcanza para describir la guerra inmensamente compleja que vive dentro de sí cada persona en Palestina. Talal Okal, periodista y politólogo, es padre y abuelo. Habla desde la Franja de Gaza con Transversal, de fondo una nana y la voz ocasional de un bebé en un ambiente de calma que no sabe cuánto durará. Porque "todo en Gaza está bajo bombardeo". Para Okal, "estamos enfrentando un tipo de conflicto internacional" y asegura que Joe Biden advirtió hace tiempo de que quería hacer ganar la guerra a Ucrania, y lo está consiguiendo: "También lo planteó con Israel, ya que supone una alianza clave para intervenir en Oriente Medio". Pone toda su esperanza en la resistencia de la opinión pública: "En Europa y América la gente está imponiéndose para que Israel respete los valores humanistas y el Derecho Internacional. Si no cambian su estrategia, algunos líderes como Macron, Sunak y Biden van a caer".

"El sistema mediático occidental, en el que Israel tiene mucha influencia, apoya toda iniciativa contra Palestina impidiendo que nuestro discurso llegue a los foros de la política internacional, y este es otro tipo de arma contra el pueblo palestino", sostiene. Lo que tantos medios y gobiernos occidentales llamaron "conflicto palestino-israelí" se ve, en realidad, como una guerra con impronta espiritual y religiosa.

Países considerados democracias plenas como Francia, Alemania y Reino Unido han optado por restringir el derecho de manifestación de sus ciudadanos si pretenden ejercerlo en pro de una paz justa para Palestina. En urbes como París hicieron caso omiso a la prohibición y, en respuesta, los antidisturbios redujeron las voces disonantes con palos, cañones de agua y gas lacrimógeno.  

Este fotorreportaje representa un impulso por denunciar y terminar con lo indefendible, por respetar el Derecho Internacional, una apuesta por recuperar y reformular la senda de la mediación y el diálogo. 

Paz para Palestina