domingo. 26.05.2024
Galerías

Luchas trenzadas

Cada 12 de octubre, mientras el Estado despliega sus fuerzas y desfila señorial para conmemorar el llamado Día de la Hispanidad, el Madrid que proviene de los Sures, o que congenia con ellos, aquel que siente y piensa desde Abya Yala, Mamá África, Oriente Medio y Asia, que entiende que el genocidio no se celebra, se apropia de las calles. Hace vibrar desde la raíz la toda la ciudad con sus tambores y sus voces, danzar y deslizarse en el sikuriar de sus músicos. 

Así, haciendo memoria sobre las luchas de 500 años que no desisten, lanzan otro mensaje. "Somos dignidad y resistencia. Somos ternura, comunidad y conocimientos. Somos vida y por eso...", interrumpe una fuerte ovación la lectura del manifiesto, leído en la Plaza Museo Reina Sofía: "Gritamos con fuerza ante la impunidad. Porque cada día, en cada barrio, ciudad y pueblo, en espacios públicos y privados, en los transportes, en los puestos de trabajo, en las fábricas, en las huertas y los invernaderos, en las casas donde cuidamos, se producen actos constantes de racismo cotidiano que no se denuncian por miedo y que quedan en la más absoluta impunidad".

Es un racismo institucionalizado. Desde la "política de muerte" europea en las fronteras propias y ajenas, financiando la militarización de enclaves estratégicos para evitar por la fuerza la migración, hasta la desaparición de miles de personas en el Mediterráneo, al pactar con gobiernos que no respetan los derechos de tránsito, refugio y asilo. Las multinacionales europeas extractivas, y por ende las legislaciones que las regulan (o no), tienen también mérito en el balance de pobreza, corrupción y muerte que sufren los países colonizados y millones de personas migrantes radicados en España y todo el mundo. 

Esta galería es una muestra de la manifestación y pasacalle Descolonicémonos 12 de Octubre: Nada que celebrar en Madrid.

Luchas trenzadas